lunes, 19 de marzo de 2012

Primer Sexshop Cristiano

El ex sacerdote holandés Marc Angenent abrió en Internet ‘El jardín del amor’ (Liefdestuin), una sex shop para cristianos.



El ex predicador protestante se ha convertido en un experto en sexología y vende sus mercancías sin ofender la sensibilidad de los creyentes. La nueva tienda pretende ayudar a los cristianos a superar los sentimientos de culpa y el pudor al hablar del sexo. La página web no contiene fotos pornográficas ni de mujeres desnudas.

Marc Angenent asegura que “el mundo cristiano es obstaculizado por la enorme vergüenza que provoca el sexo. A pesar de que en las últimas décadas las situación ha cambiado, hay todavía muchas personas que temen hablar de su vida sexual”.

Los usuarios de la sex shop pueden comprar lo necesario para sus juegos sexuales y recibirlos en un embalaje confidencial. Además, pueden leer artículos y noticias de interés sobre el tema. Su creador asegura que ya tiene las primeras órdenes de compra.

‘El jardín del amor’ no es la primera tienda que toma en cuenta las creencias religiosas. En el 2010, también en los Países Bajos se abrió una sex shop para musulmanes.