martes, 24 de abril de 2012

Parafílias sexuales poco comunes

Este enunciado lo que los retóricos llaman un pleonasmo, pues son parafilias precisamente porque se consideran conductas peculiares, fuera de lo ortodoxo. Aun así, se pueden citar algunas que llaman de manera especial la atención. Aquí te explicamos algunos extraños comportamientos sexuales.





Amomaxia. La experimenta el individuo que solo se erotiza cuando realiza el acto sexual en un coche aparcado.

Ipsofilia. Es un comportamiento muy particular, consistente en excitarse con la propia imagen. El objeto que procura placer no es la representación -fotográfica, cinematográfica, imaginativa...- de otra persona, como suele ocurrir, sino de uno mismo.

Normofilia. La estimulación se produce únicamente cuando va a realizarse un acto sexual considerado normal por la sociedad o la comunidad religiosa.

Aerofilia. La libido se dispara al volar en avión, helicóptero, globo, ala delta...

Antolagnia.
Es la erotización por oler flores.

Misofilia. Así se llama a la excitación que desencadena la contemplación de la ropa sucia.

Lactafilia. Hace referencia a las personas especialmente sensibles a la sensualidad de unos pechos que contengan leche materna.

Latronudia
. Sucede cuando alguien se pone a cien al desnudarse frente al médico.

Eufilia. En este caso, el desencadenante se produce al oír buenas noticias.

Xenoglosofilia.
Sucede cuando la persona solo es capaz de entrar en calor si le hablan en lenguas extranjeras.

Octofilia.
En este caso, el sujeto se estimula ante la visión del número 8.


Fuente: muy interesante



Coordenadas:


MUNDO REPORTAJES