viernes, 11 de julio de 2014

Cocinados vivos, gastronomía extrema

Es bien cierto que los platos mas extraños se pueden encontrar en oriente, sobretodo en China, Vietnam, Corea.

Para nosotros que estamos acostumbrados a comer alimentos cocidos y dicho sea de paso " bien muertos", nos sorprende muchísimo que en otras culturas se sirvan animales vivos como platos exquisitos y exóticos, con una gran aceptación de los comensales. Para mí ésto no es una diferencia cultural, es derechamente sadismo y perversión. Sin embargo, los chefs que las preparan, señalan que éstas "técnicas de preparación" corresponden a los tiempos en que no había refrigeración, por lo que estos platos eran sinónimo de "frescura".
Vagando por la red, encontré varios videos (que pueden resultarles perturbadores) donde preparan platos con los BICHOS vivitos y coleando. Sin más, los dejo con los videos, no sin antes volver a reiterarles que pueden resultar extremadamente crueles.


Vamos con el Ikizukuri, que no es otra cosa que una carpa fileteada tan cuidadosamente que le dejan los órganos precisos para que no muera, a este pescadito lo sirven en Japón. También lo preparan con calamares y langostas. No me quiero ni imaginar lo que el pobre animal debe sentir.

A esta preparación la conocemos con el nombre de Sashimi, que significa : Cocinado vivo







Sannakji, son pequeños pulpos aliñados y servidos vivos, se comen de una sola mordida y lo mas rápido posible, ya que los animalitos tienden a pegar sus ventosas en la boca. Lo podemos degustar en Corea.













Odori Don, en sentido estricto, el animal no está vivo, porque los cocineros tuvieron la bondad de quitarle el “cerebro” antes de enviarlo a los comensales. Pero cuando llega a la mesa, está tan fresco que todavía mueve sus tentáculos y trata de escapar cuando se le vierte la salsa encima. Reacciona a la sal de la soya.








Casu marzu, mención aparte se la lleva este "sabroso" queso, producido en Cerdeña nada más y nada menos que con larvas de la mosca piophila casei,